Acuchillar parquet sin polvo solo es posible invirtiendo en tecnología punta. Habrás visto el reclamo de «sin polvo» pero la realidad es que algo de polvo siempre se hace.

Aunque todas las máquinas para lijar de hoy en día incluyen bolsa para aspirar y recogen la gran mayoría del polvo, no te dejes engañar, siempre quedará polvo una vez terminado el trabajo de acuchillado.

Esto es inevitable, el polvo más fino del lijado escapa a estas máquinas y aun con la limpieza que requiere el proceso de barnizado, una vez cerrado el espacio 24 horas para el secado, todo el polvo en suspensión cae a la superficie. Estas bolsas incorporadas en las lijadoras recogen aproximadamente el 70% del polvo que se genera durante el trabajo de acuchillar parquet, respecto al 99% aproximado que recoge la aspiradora especial de BONA.

Para muchos clientes, una vez terminado el trabajo, se requiere tener que contratar un servicio de limpieza o invertir unas cuantas horas en limpieza. Es algo inevitable cuando se realizan este tipo de trabajos. Con esta opción extra se minimiza lo máximo posible la presencia de polvo.

Para más información sobre el «verdadero sistema de acuchillado sin polvo» consulte el precio extra y disponibilidad cuando solicite su presupuesto.