¿Pintar primero o pulir suelo?

Con los suelos de mármol o terrazo, suelos de piedra en general, ocurre es al revés que con los suelos de madera. Hay que pintar después, o dar la primera capa, realizar el pulido y a continuación la segunda capa de pintura.

El motivo de esta decisión es sencillo, al pulir, se utiliza maquinaria muy pesada, que aun teniendo mucho cuidado, en un descuido puede rozarse una pared. Por otro lado, cuando se realiza el abrillantado, aunque la máquina lleve un faldón para evitar salpicar, siempre puede escapar producto y manchar las paredes. Es mejor prevenir que no tener que realizar una limpieza posterior.

Aún así, las paredes se protegen y no debería haber ningún problema, pero bien es verdad que facilita mucho el trabajo del pulidor profesional ya que tener que pulir y abrillantar con las paredes recién pintadas, es un hándicap que retrasa mucho el trabajo por el cuidado que hay que aplicar. Si por el contrario se manchase el suelo recién pulido y abrillantado de pintura, no entraña mayor problema para limpiarlo ya que éste no se estropeará.